Masaje Californiano

Contactar con el cuerpo para expandir la conciencia.

Este estilo de masaje comenzó a desarrollarse en los años 60 en el Esalen Institute en Big Sur, California. Su característica esencial es la calidad de contacto, los movimientos fluidos y la presencia consciente con la que el terapeuta trabaja escuchando el sentir del paciente, invitando a la introspección.

Recibir un toque con ese grado de detenimiento y atención al momento presente hace que la energía comience a circular de una manera diferente, e invita a un reencuentro con uno mismo.

Se caracteriza por los movimientos de integración: movimientos largos, suaves, envolventes, que van recorriendo el cuerpo y barriendo la energía en todo el cuerpo, generando en el que recibe una sensación de continuidad y plenitud donde se integra la totalidad del cuerpo. Lento, sin apuro, el terapeuta entrega el peso de su cuerpo en las maniobras, sin perder su centro, estando presente para sí mismo y en quietud en sus pensamientos y emociones, con un campo de percepción abierto, con una escucha activa y el corazón abierto, como en una meditación en movimiento.

Se utiliza aceite de coco y aromaterapia, promoviendo el bienestar general y la integración cuerpo-mente. Puede ser relajante o descontracturante de acuerdo a la necesidad del paciente. Alivia dolores localizados por contractura tensional. Se realiza sobre camilla, con antebrazos, codos, y distintas partes de la mano, aplicando diferentes ritmos, flexiones, rotaciones y estiramientos.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close